Matemáticas

20 Ago 2015

Remembranza del profesor Federici

//
Comentarios1

Carlos Federici

Tras 10 años de su muerte, un perfil que recuerda al fundador de la carrera de Matemáticas de la Universidad Nacional de Colombia y al tutor

Por: Redacción El Educador 

A la edad de 42 años y con un contrato por dos años llegó el profesor italiano Carlo Federici a la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional. Lo hizo en vísperas de una de las fechas más cruentas de la historia política de Colombia: el 8 de abril de 1948. Iba a enseñar y continuar en nuestro país con los desarrollos en lógica matemática que venía realizando en Italia.

Pese a la violencia, el profesor Federici se quedó junto con su familia en Colombia. Murió a la edad de 99 años, el 22 de enero de 2005. Aquí un perfil que lo recuerda.

“En este saber he creído, de este saber he vivido”

Antes de decidir viajar a Colombia, y mucho antes de que Carlo Federici fuera maestro de la Universidad Real de Génova y luego del Liceo Cristóforo Colombo, el gusto por la enseñanza surgió cuando explicaba a sus compañeros de clase de Cálculo, algunos procesos matemáticos.

Ya en Colombia, lo primero que hizo fue crear un curso para el estudio de los números naturales, integrado por los profesores de matemáticas de la Universidad Nacional. Tres años más tarde, el éxito de su método de enseñanza, que se alejaba sustancialmente del sistema jerárquico reinante en la época y que en cambio proponía una relación de iguales, estrecha, amable y respetuosa con sus discípulos, en la que el planteamiento de interrogantes era más importante que el aprendizaje mecánico de fórmulas y teorías, el profesor Federici impulsó la creación de la primera carrera de matemáticas en Colombia, con la ayuda de algunos de sus colegas.

En 1957, Federici logró su cometido: crear una Facultad de Matemáticas, independiente de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional; y por un año fue su Decano. Para entonces, el profesor Federici, contratado inicialmente por dos años, cumplía su primera década de trabajo docente en Colombia, en la que no sólo se dedicó a la investigación y enseñanza de las matemáticas. También fue un gran humanista, supo enlazar los diversos saberes y enriquecer no sólo su campo, sino otras áreas de estudio, llevando su pensamiento matemático a la medicina, el arte, la sicología, la didáctica y en general a las ciencias de la educación.

Tutor de Rodolfo Llinás

Mientras dictaba cursos desde las ópticas de la física y las matemáticas en otras universidades, conoció al joven Rodolfo Llinás, estudiante por entonces de medicina de la Universidad Javeriana, y aceptó dirigir su tesis de grado en biofísica y neurología. Para este trabajo el profesor diseñó un curso de lógica, a partir del cual trabajaron en redes neuronales, basados en las ideas de McCullogh.

Para inicios de la década de los 60, el trabajo pedagógico y científico del profesor ya era reconocido en ámbitos internacionales, por lo que fue invitado a dar cátedra en Panamá, Guatemala y Ecuador. Después de permanecer dos años en Ecuador, enseñando en la Escuela Politécnica de Quito, el profesor regresó a Colombia, donde organizó un curso sobre arte y conocimiento para el Departamento de Bellas Artes de la Universidad Nacional y el de la Universidad Pedagógica, donde además organizó el Departamento de Pedagogía de la Matemática.

Aunque ya estaba un poco alejado de las aulas, para los años setenta, el profesor Federici asumió la dirección del Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional y tres años después, la del Departamento de Pedagogía de la Facultad de Ciencias Humanas de la misma universidad. En ese momento, haciendo gala de su capacidad para encontrar en la interdisciplinariedad un hermoso terreno de cultivo para la discusión pedagógica y matemática, el profesor Federici convocó a un seminario sobre teoría del conocimiento, al que asistieron varios profesores de la Universidad Nacional.

El grupo Federici

En el marco de la interdisciplinareidad nació el Grupo Federici que consistía en una reunión de estudiosos, bajo la tutela del profesor, que discutía entre otros, acerca de los problemas concernientes a la educación, la matemática, la lógica, las ciencias o la filosofía, y cuyo objeto era enfocarse en encontrar las formas de lograr el correcto aprendizaje de los niños en estos campos.

De este grupo hicieron parte grandes personalidades de los ámbitos académico y científico colombianos, como Antanas Mockus, Rodolfo Llinás, María Clemencia Castro, Carlos Augusto Hernández, Jorge Charum, y otros varios, quienes recuerdan con afecto las tardes que disfrutaron de la compañía del profesor.

El incansable compromiso con la docencia del profesor Federici, lo hizo protagónico también en los años 80, cuando asumió la rectoría del Colegio Italiano Leonardo Da Vinci, sin dejar de lado su labor investigativa al mando de los grupos de trabajo que había formado. Como fruto de la discusión y exploración de diversos temas en estos grupos, con especial atención a la reflexión sobre la didáctica de la matemática, el profesor publicó dos libros: Aritmética de los cardinales relatores y reestructuración de las aritméticas de la física, en 1993, y más adelante, en 1998, La arquitectura matemática de la lógica de las proposiciones categóricas.

Durante el último decenio de su vida, el profesor Federici permaneció en su labor pedagógica, recibiendo con agrado a sus discípulos y amigos, quienes le visitaban en su casa para continuar su aprendizaje, pues con el profesor siempre había algo nuevo que discutir, siempre había algún asunto que entender. Muchos fueron los reconocimientos oficiales que se le hicieron al profesor Federici, pero sin duda el mayor homenaje es el profundo respeto y admiración que le profesan quienes tuvieron la suerte de conocerlo y las semillas de conocimiento y revolución pedagógica que plantó en muchas mentes de nuestro país.

Otros textos publicados sobre el profesor Carlo Federici son:

En este saber he creído y de este saber he vivido: Escritos del profesor Carlo Federici sobre ciencia, matemática y docencia.

Escritos del profesor Carlo Federici Casa sobre ciencia, matemática y docencia

1 Response

  1. Escelente, no lo conocí personalmente, pero si incusrioné algo en sus trabajos de nuevas mediciones en la fisica, cuando era estudiante en la Universidad Nacional. Todo el mundo lo refer´´ia en particular los profesores, por eso la inquietud por saber quien fue, que lástima pudiendo haberlo conocido no lo conocí directamente, pero bueno hay que rescatar sus trabajos y hacerlos mas visibles, divulgarlos más, he ahí una tarea para ejecutar…..

Deja un comentario