Español y Literatura

1 Feb 2016

Recomendaciones para incentivar la lectura en los niños

//
Comentarios0

Esta es la segunda entrega de nuestro especial de recomendaciones para incentivar la lectura. En esta edición, nos dedicaremos a afianzar la autonomía lectora promovida desde el colegio, pero estimulada positivamente desde el hogar.
El hábito lector que consolida el colegio, una vez se adquiere el código lingüístico y el conocimiento de conceptos literarios puede ser reforzado en el hogar desde una dimensión emocional.

Es en estas edades, cuando se fortalece la conexión invisible que atará a los nuños con los libros. En el hogar, los padres pueden apoyar, modelar y acompañar los procesos que llevan a los menores a ganar autonomía lectora.

A continuación encontrará un conjunto de recomendaciones prácticas para incentivar la lectura en los niños en edad escolar:
– Refiérase a la lectura y los libros en forma positiva, y no como si fueran un castigo o una actividad pesada.
– Contribuya con la creación de una atmósfera adecuada para la lectura en el hogar: silencio, excelente iluminación y mobiliario cómodo.
– Consulte sobre el plan lector que se lleva en el aula, esto le permitirá informarse de la selección de libros y el progreso lector del menor.
– Obsequie libros acordes a los intereses y expectativas del niño.
– Explore géneros literarios y temas de acuerdo con cada edad lectora, esto ayudará a modelar las preferencias o gustos y llegar al libro adecuado.
– Muestre interés por lo que están leyendo los niños. Pregúnteles acerca de sus últimas lecturas y escúchelos con atención.
– Establezca conversaciones en torno a los libros o películas, además de abrir caminos para la expresión oral, fortalece el canal de comunicación entre los padres y los hijos.
– Visite la biblioteca con su hijo, además de compartir un espacio distinto, podrá encontrar variedad de ofertas lectoras.

Por último, es importante motivar a los niños en la edad escolar a destinar parte del tiempo a la lectura recreativa, la mejor forma de lograrlo es con el ejemplo: practique usted mismo la lectura de forma regular y hable con ellos sobre lo que está leyendo, así ayudará a fortalecer el camino lector de los más jóvenes.

Deja un comentario