Español y Literatura

1 Feb 2016

Recomendaciones para incentivar la lectura en los bebés

//
Comentarios0

El hogar es el espacio ideal para acercar a los niños desde las edades más tempranas a los libros. A continuación verá un conjunto de recomendaciones para llevar a los más pequeños al mundo de la lectura.

Esta es la primera de tres entregas dedicadas a sugerencias y recomendaciones para cautivar a nuevos lectores, según la edad. En esta primera edición, El Educador le presenta aquellas que están dirigidas a los bebés.

¿Leerle a un bebé? ¡Claro que es posible! Ante todo disponga de tiempo, elija el texto correcto y aclare su voz.

¿Cómo leerle a un bebé?

La experiencia de lectura con los bebés es transformadora, lo invitamos a seguir estas sencillas acciones para el desarrollo lector del bebé.

Lo primero que debe considerar, quizás es lo más obvio:
– Seleccione un espacio cómodo para la lectura.
– Disponga de tiempo suficiente y de una buena actitud.
– Abrace y acoja en el regazo al bebé, la cercanía afectiva con él es fundamental.
– Identifique el momento ideal, la duración y los recursos que empleará para la lectura, recuerde que los lectores a estas edades, se concentran con mayor dificultad.
– Seleccione el tema de interés apropiado para la primera infancia: encontrar un objeto perdido, la amistad, la vida en familia, los animales, el manejo del temor, la exploración del entorno…

Una vez tenga chequeados los pasos anteriores, lo que sigue será más fácil:
Escoja textos sencillos para leerlos en voz alta.
– Prefiera textos con abundantes ilustraciones.
– Realice lectura de ilustraciones, es decir, busque textos con imágenes cálidas, limpias, con personajes identificables, espacios acogedores y presencia destacada.
– Juegue con la lectura, es decir, cambiar las voces, recontar la historia, leer en las imágenes o sólo hacer preguntas.
Establezca la lectura como un encuentro rutinario, ya sea en el día o en la semana, esto contribuye a consolidar un hábito.
Destine un espacio en la habitación para armar la biblioteca.

Recuerde que el lugar que ocupen los libros en la vida del niño, dependerá también, del espacio privilegiado que se les confiera en el hogar.

 

Deja un comentario