Tema central

5 Sep 2016

¿Qué caracteriza al B-Learning?

Una exploración alrededor de la renacida tendencia del B-Learning a través de algunas opiniones de teóricos, bloggers de educación y docentes virtuales.

Por: Ana Mercedes Suárez, Comunicadora Social – Periodista. Especialista en Periodismo Digital. Maestría en Educación. Docente Universitaria. Tutora Virtual

Más cerca de las pantallas

Una de las principales mediaciones de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), es el uso de herramientas “conectadas”, que permiten a docentes y estudiantes promover situaciones tendientes al conocimiento, que desde lo social y cultural, forman parte de la condición humana y contribuyen a las prácticas educativas como el Blended Learning.

La experiencia que se suscita desde ambientes virtuales de aprendizaje hace parte de un proceso reflexivo, que sin dejar de lado lo tradicional, contribuye a nuevas formas de apropiación del conocimiento, a través de las pantallas de los dispositivos diseñados y adaptados para este fin, teniendo en cuenta aspectos como la alfabetización y aprendizaje colaborativo, en los cuales la academia se involucra y es mediadora entre docentes y estudiantes.

Experiencia y virtualidad

Para el profesor Luis Martín Trujillo, Coordinador de Innovación y Producción de Contenidos del Politécnico Grancolombiano, y Especialista en Virtualidad de la Organización de Estados Iberoamericanos, el Blended es una modalidad que cada día toma más importancia, por las dinámicas del mundo actual. “El crecimiento por año está en el orden del 18%, aunque la mayoría de universidades han triplicado su población estudiantil en los últimos cinco años, eso significa que las necesidades de formación acordes a los requerimientos de los estudiantes son cada día mayores”.

Teniendo en cuenta las bases pedagógicas, Trujillo asegura que las diferencias entre el Blended y el E-Learning son la mediación, y las dinámicas de aprendizaje. En el caso colombiano “debe hacerse más por las necesidades educativas de nuestros estudiantes con una educación centralizada y estratificada con unos visos de segregación muy fuertes que hasta ahora se están superando”.

La aplicación se centra en ver cómo los procesos cambian, por ejemplo, adquirir una disciplina, humanizar el aprendizaje y saber que aquello que se aprende siempre deja un beneficio, “puedo llevar mis estudios donde quiera, es decir, puedo ver un tema y profundizarlo cada vez más”.

Otra de sus experiencias como docente virtual se centra en la elaboración de los cursos, en ambientes virtuales porque le permiten estructurar, organizar y definir mejor sus estrategias educativas, cuando se da el paso a lo presencial “no son algo contrario u opuesto como se suele pensar, sino algo complementario”.

Clases atractivas

Una de las estrategias más llamativas es el reto a un cambio de mentalidad, Trujillo afirma que aunque persisten algunas “barreras” frente a la comprensión y aplicación del Blended Learning, el esfuerzo se debe enfocar especialmente al desarrollo de la autonomía (a veces se interpreta como disciplina) y que apunta a desarrollar una cultura de trabajo organizado y en equipo.

Trujillo insiste en otro aspecto del B-Learning y es en el buen uso del tiempo. “Si tú trabajas los materiales y haces más de lo que está en ellos adquieres la disciplina de la investigación. No hay que conformarse con lo que está, hay que ir más allá para que el ganador sea uno mismo”.

Una de sus recomendaciones es la estrategia del aula invertida, que en sus palabras consiste en llegar a la sesión virtual con preguntas e inquietudes, para ir a la par con el docente, y evitar que él repita lo que está en los libros. “Para que todo esto se dé se requiere de un cambio de mentalidad de nuevos estudiantes y nuevos docentes formados bajo esa estructura mental, ese creo que es el miedo más grande que tenemos todos al enfrentarnos a estas nuevas metodologías porque no queremos romper el statu quo”.

¿Blended Learning: Aprendizaje en doble vía?

El papel de las TIC en las dinámicas de enseñanza virtual es integrador porque se convierte en una de las alternativas para acceder al conocimiento, a través de la interactividad y la instantaneidad, aspectos que hacen parte de la cultura, e influyen en las actividades de docentes y estudiantes, quienes se retroalimentan mutuamente.

Al respecto, la experta en educación virtual y consultora en comunicación, Joanna Prieto, señala en su blog (http://joannaprieto.com/), que “la tecnología ha permitido solucionar algunas de las barreras de la educación en términos de cobertura, costos y alcance, también es cierto que la mera incursión de esta, no ha garantizado resolver otras como la motivación, la interacción y la co-creación que vistos en crudo, refieren a asuntos propiamente de la acción social de las personas que intervienen en el proceso”.

El Blended Learning se convierte entonces en un híbrido entre la enseñanza virtual y la tradicional, en este sentido Prieto, a partir de su experiencia señala que “es la fórmula ideal en la que se puede mantener las ventajas del E-Learning y tradicional, en cuanto a costos, cobertura y herramientas”. Destaca igualmente el acompañamiento, personalización y elementos, que según ella, fortalecen el proceso de aprendizaje. Asegura que “soy más fan del Blended. Es la fórmula ideal porque permite cubrir competencias, además de realizar tutorías y personalizar procesos.

La dinámica de esta modalidad de aprendizaje demanda así mismo, estrategias que la hagan posible, es erróneo pensar que cualquiera que disponga de un dispositivo tecnológico acceda a esta, más allá de las posibilidades de aprendizaje, se necesita por parte de los docentes una capacitación suficiente en el manejo de herramientas interactivas, las cuales son aliadas del proceso. Desde lo personal, los riesgos del Blended Learning, van desde la mecanización de procesos, hasta los costos que puedan tener. No basta con tener un campus adecuado para tales fines, si no se cumplen condiciones de conectividad, acceso, usabilidad y arquitectura de información.

Para garantizar resultados efectivos es importante que estas dinámicas actuales de la educación formen parte de la agenda de los gobiernos, para que su uso más allá de la enseñanza y aprendizaje dé como resultado un ciudadano activo, capaz de enfrentarse a los dilemas del mundo digital, sin olvidar su conexión con los escenarios reales.

Audio: 


Referencias:

MCLUHAN, M (1974), El aula sin muros. Investigaciones sobre técnicas de comunicación

Prólogo de Román Gubern. Editorial LAIA. Barcelona. Recuperado de: http://www.iutep.tec.ve/uptp/images/Descargas/materialwr/libros/MarshallMcluhan-ElAulaSinMuros.pdf

Deja un comentario