Ciencias sociales

15 Ago 2015

La fotografía como recurso en la clase de Historia

//
Comentarios0

Narrar los eventos históricos con apoyo gráfico enriquece la experiencia del aula, no sólo del maestro, sino también la de los estudiantes.

Por: Redacción El Educador

Los recursos tecnológicos pueden contribuir a una sesión de clase enriquecedora, sin embargo, el empleo de uno de los inventos con más siglos acuestas, es decir, la fotografía puede ayudarlo como docente para hacer de su clase de Historia, una de las más memorables.

A continuación encontrará algunas sugerencias de actividades que podrá hacer con los estudiantes, valiéndose de las fotografías y los gráficos.

Yo, como constructor de la historia
Esta actividad la podrá hacer por curso, pues la mayoría de los estudiantes comparten la misma edad.

Instrucciones:

  1. Invite a sus alumnos a seleccionar del álbum familiar una foto por cada año de vida.
  2. Pídales que escojan un año de su vida, y sobre ese, deberán investigar un hecho de trascendencia pública que haya ocurrido. La investigación del hecho debe incluir por lo menos las causas, consecuencias, actores, contexto, entre otros.
  3.  El resultado de las investigaciones se podrá entregar como si fuera un álbum gigante, una cartelera o como un gran libro de consulta para la biblioteca del colegio.
  4. Es importante entrelazar el año de vida con el hecho investigado. Por ejemplo, en el mes de agosto que se cayeron los dientes, se descubrió una nueva luna en Júpiter.

Línea de tiempo a través de fotografías
En la línea de tiempo se demarcan acontecimientos importantes de una época, señalando fechas o números. El objetivo de esta actividad es cambiar la memorización por el conocimiento por asociación.

Primer ejemplo para una línea de tiempo
En vez de decir que la Guerra de la Malvinas inició el 4 de mayo de 1982, como un conflicto entre Argentina e Inglaterra, podría en cambio, mostrar la fotografía del barco HMS Sheffield en llamas y usarla como base de la explicación, mientras deja a sus estudiantes inferir cuál pudo ser el detonante de esa guerra. A lo mejor, cuando la vuelvan a ver, recordarán este episodio como el origen de este conflicto entre naciones de finales del siglo XIX.

Segundo ejemplo para narrar con una línea de tiempo
Este otro ejemplo, le permitirá identificar otros eventos históricos que le permitan reflejar tres escenarios (inicio, desarrollo y desenlace) al mismo tiempo.

Haremos los pasos que le permitirán explicar la Segunda Guerra Mundial:

  1.  Para el inicio. Use los relatos del Diario de Anna Frank y su fotografía de niña para explicar lo más coyuntural de la Segunda Guerra Mundial. (¿Qué otros eventos tienen como apoyo alguna lectura?).
  2. Para el desarrollo. Seleccione fotografías de Hitler y de los otros presidentes que hicieron parte del conflicto que le ayuden a explicar su rol en la guerra. Con estas imágenes podrá exponer tres escenarios distintos: las potencias aliadas, las potencias del eje y las víctimas. (¿Qué otros hechos históricos involucran personajes clave para que se diera un conflicto, por ejemplo?)
  3. Para el desenlace: Busque las fotografías de las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Recuerde el impacto que tienen estas imágenes y la importancia de su selección para que explique el modo en que finalizó esta guerra. Podría incluir también las imágenes del Presidente Truman de Estados Unidos y del Emperador japonés Hiroito.

Algunas recomendaciones para hacer una línea de tiempo con fotografías:

  1. Recuerde que las imágenes le ayudan a narrar un hecho histórico, por lo tanto, su criterio de selección es valioso.
  2. Emplee fotografías en las que se puedan analizar elementos del contexto histórico y que además le permitan generar preguntas a los estudiantes.
  3. Tenga presente el impacto que puede generar una imagen en blanco y negro, frente a las de color.

Memo-grafía.
Está actividad le permitirá abrir un espacio de investigación, análisis y observación con la que podrá incentivar el intercambio, como si se tratara de un juego.

Instrucciones:

  1. Seleccione un periodo histórico que desee trabajar.
  2. Asigne a sus alumnos un año y un suceso.
  3. Defina las condiciones del tamaño y diseño que deberá tener la memo-grafía. (Quizá le resulten útiles las dimensiones de una carta de naipe, por ejemplo). Es importante que en una cara esté la fotografía y en la otra la información.
  4. Pídales que busquen una fotografía que refleje el suceso asignado.
  5. Pídales a los alumnos que redacten en una de las caras, en no más de 600 caracteres: por qué escogió la fotografía, quién es el autor, qué sabe sobre él, en qué contexto se tomó, y otros aspectos que considere vitales.
  6. El día de la entrega, como si se tratara de un juego, invite a sus estudiantes a intercambiar las memo-grafías y realizar una actividad de diálogo sobre los hallazgos de las fotografías.

Clic, clic, Reportando la realidad
La función de un reportero gráfico es la de documentar un hecho de interés, para esto se valen de la oportunidad o de estar en el lugar propicio, pero en especial, de la reflexión que pueden hacer de la realidad con sus fotografías.

Para esta actividad entonces:

  1. Invite a sus alumnos a jugar por un día a ser reporteros gráficos.
  2. Defina un lugar y fecha para la exposición de las fotografías. Quizá los corredores del colegio puedan ser los más propicios.
  3. Distribuya temáticas entre los estudiantes: cultura, sociedad, conflicto, salud, educación, economía, biología, geografía, literatura, etc.
  4. Pídales que limiten la temática elegida a una necesidad específica. Es decir, si eligieron economía y quieren abordar las consecuencias de la carestía de los alimentos en la sociedad, las posibles imágenes serían: personas comprando al menudeo, alguien que reemplaza el consumo de carne por huevo, gente pidiendo limosna, entre otras.
  5. Pídales a los estudiantes que hagan una selección de las fotografías que expondrán y que las acompañen de una breve explicación (con datos reales) que de cuenta de los motivos que la inspiraron.

Esta actividad la puede modificar de acuerdo con el número y edad de sus estudiantes. Es más, pídales a ellos que le sugieran otras más.

Crea en el poder de la imagen como herramienta para capturar la atención y culminar procesos de aprendizajes más dinámicos.

Deja un comentario