Síguenos en:

Internet El Educador.com
Inicio Artículos de educación Actualidad educativa Entrevista educativa | La biblioteca escolar, un espacio para aprender y divertirse

Entrevista educativa | La biblioteca escolar, un espacio para aprender y divertirse

Biblioteca escolarLa importancia de la lectura es algo que no está en entredicho y por esto la biblioteca escolar se han convertido en una respuesta cercana y práctica para fomentar el hábito de la lectura desde temprana edad, según María Clemencia Venegas Fonseca, investigadora, docente y directora de la biblioteca del Colegio Los Nogales, en Bogotá, quien habló con el educador sobre el papel que cumple la biblioteca escolar.



Con el objetivo de esbozar un diagnóstico de la situación de  las bibliotecas escolares en Colombia y de establecer algunas pautas sobre lo que debe y lo que no debe ser una biblioteca escolar, María Clemencia Venegas habló con Eleducador.com para esclarecer algunas temáticas relacionadas con el funcionamiento de las bibliotecas y para dar su voz de apoyo a todos los proyectos que busquen nuevas formas de acercar a los niños con la lectura y el aprendizaje.

¿Cuál es la importancia de una biblioteca escolar?

María Clemencia Venegas (MCV): La biblioteca escolar es un centro de recursos al que pueden acudir absolutamente todos. Desde los estudiantes y los docentes, hasta los administrativos y los padres de familia, para encontrar recursos con los cuales preparar sus clases, hacer investigaciones, hacer lectura recreativa y apoyar la lectura en familia. Como lo dice el manifiesto de la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias), “sirve para informar, formar y recrear lectores”.

Un colegio sin biblioteca escolar es como si no tuviera baños. Forma parte de la vida escolar; no porque leer sea la única manera de aprender, sino porque es una de las más enriquecedoras. Hay investigaciones que dicen que uno de los factores del incremento en el rendimiento académico es el acceso a materiales de lectura de calidad, a través de mediadores que sepan impulsar el uso y aprovechamiento de los libros.

La institución que tenga una buena biblioteca escolar, y además cuente con un buen mediador, un buen bibliotecario o maestros que sepan utilizar esa biblioteca, tiene un mejor rendimiento académico, porque tienen mejores lectores. La biblioteca también sirve como centro cultural, acá hay reuniones de profesores, cursos de capacitación para los padres y exhibiciones de arte. (Lea también Guía para navegar en una biblioteca)

¿En qué se diferencia de una biblioteca pública?

MCV: En que la biblioteca escolar está inserta dentro de una institución que tiene un Proyecto Educativo Institucional, tiene una población cautiva, tiempos segmentados y contenidos de desarrollo totalmente determinados por los currículos. Además se debe evaluar el trabajo, se articulan acciones con el currículo y se está supeditado a los horarios y a las normas de disciplina de la escuela. Existe una total conexión con el aula y el resto del plantel. Por su parte, una biblioteca pública atiende toda clase de personas, para toda clase de propósitos.

¿La biblioteca escolar podría ser reemplazada por la pública?

MCV: De ninguna manera, por que la biblioteca pública tiene otra función, es un servicio público. Mientras que la biblioteca escolar es un recurso de aprendizaje, dentro de un servicio público escolar. Debe haber bibliotecas públicas y bibliotecas escolares.

¿Cuál es el panorama actual de las bibliotecas escolares en Colombia?

MCV: El panorama es muy pobre. En una investigación que se hizo sobre el estado de las bibliotecas escolares data de 1990, decía que el 1% de las bibliotecas del país cumplían con los requisitos. Es decir, que tenían una colección, amoblamiento, infraestructura, un personal idóneo y un programa de bibliotecas.
La situación es poco alentadora porque las bibliotecas siempre se han considerado muy costosas, es más vistoso dotar a los colegios de textos escolares. Además, no hay una reglamentación clara, ni una formación básica de bibliotecarios escolares. Las facultades de educación están formando más archivistas y bibliotecarios que van a trabajar en centros de información y documentación.
Se deben superar la ausencia en las políticas generales, el respecto por la formación y dotación de redes de bibliotecas escolares y las disposiciones de tipo administrativo que limitan las posibilidades de prestar los libros. Para que haya gente idónea atendiendo las bibliotecas es necesario que exista una buena formación profesional inicial de los bibliotecarios y bibliotecólogos, ya sean maestros formados en bibliotecología o bibliotecólogos formados en educación.

¿Cuál es esa “concepción restringida de biblioteca escolar que persiste en el imaginario de los educadores del país”, a la que se refiere en su Biblioteca escolarartículo: “Mediadores de lectura en la biblioteca escolar: de la teoría a la práctica”?

MCV: Un sitio oscuro y horrible, donde una señora furiosa presta libros para hacer tareas. Y lo que es peor, la tarea es una investigación en la que al niño le alcanzan un par de libros, porque ni siquiera él los ubica, y él transcribe esa información de los libros. O le permiten usar un computador para acceder a Internet y copiar la información. Mientras el bibliotecario no esté trabajando con los profesores y estos no aprovechen la biblioteca escolar para desarrollar mejores clases, ésta va seguir siendo un hueco, y mucho más si no se tiene presupuesto, ni bibliotecarios, ni infraestructura.

¿Cómo debe ser una biblioteca escolar de calidad?

MCV: No debe ser un sitio sólo para hacer tareas, también debe ser un sitio para hacer lectura recreativa con horarios amplios. Su decoración debe ser alegre y que invite a la lectura; debe alimentar el trabajo del aula ofreciendo otras cosas diferentes a los textos escolares. Esto se logra con una biblioteca amplia, iluminada, ubicada estratégicamente en el centro del colegio, con amplios y fáciles accesos por todas partes.
También es necesario que tenga estanterías abiertas, con libros de excelente calidad, además de contar con un presupuesto muy generoso para comprar libros constantemente y actualizar las colecciones, revisando lo que los estudiantes están haciendo en el aula para ordenar la adquisición de material complementario. Debe tener personal idóneo y estar actualizada con la tecnología de punta para acceder a toda clase de información en toda clase de soportes.

Además de libros ¿qué otros servicios debe ofrecer la biblioteca escolar?

MCV: Debe tener una colección variada, no sólo de libros, sino de revistas, películas, música, láminas, mapas, acceso a base de datos, etc. El servicio no sólo es entregarle los materiales a las personas, se les debe dar los sitios donde buscarlos, darles listados en Internet, ponerlos en contacto con otras bibliotecas u otras personas. No es tener todo, porque ninguna biblioteca lo puede tener todo, es necesario acopiar toda la información para poder remitir a la gente donde lo necesita.

¿Cuál debe ser el perfil del bibliotecario escolar?

MCV: El perfil del bibliotecario ideal sería un bibliotecólogo con alma y madera de maestro, con amplio conocimiento de la lectura, de la pedagogía de la lectura, de los repertorios, de actividades y de libros y materiales aptos para niños en edad escolar. Una persona que quiera enseñar y esté siempre en contacto con educadores, padres de familia y niños.
El bibliotecario debe saber de libros, que investigue el mercado, vaya a librerías, que conozca de literatura infantil y juvenil. Que sea capaz de elaborar una planeación educativa, contando con habilidades en gestión, para conseguir recursos y hacer presupuestos. Y lo más importante que trabaje como equipo y en equipo con el resto del colegio.

¿Cuáles son algunos métodos para el fomento de la lectura desde la biblioteca escolar?

MCV: Los métodos utilizados son los mismos cuando se hace promoción y animación de la lectura, es decir leer libros, mostrarlos, disfrutarlos, exhibirlos, dar listados, ofrecer lecturas, hacer juegos, etc. El bibliotecario debe conocer muchos libros y haberlos disfrutado para compartir ese placer. Se deben mostrar conexiones entre los libros, leer en voz alta por placer, sin tareas de por medio, para comentar, interactuar y disfrutar de la lectura. No hay lugar para la improvisación, hay que prepararse muy bien.
Todo esto dentro de una metodología consistente con el enfoque educativo del colegio. En este caso, el colegio tiene una estrategia didáctica que se trabaja en las aulas: aprendizaje cooperativo, es decir pequeños grupos heterogéneos.

¿Al depender del colegio, el papel de la biblioteca escolar no se ve muy limitado?

MCV: No, para nada, por el contrario, es un papel muy enriquecedor; primero porque se trabaja con los seres humanos más inteligentes que son los niños, no existe velocidad de aprendizaje y capacidad tan maravillosa para absorber información como la de la mente de los niños. Segundo, como yo no tengo que dictar una asignatura como tal, sino enseño de una manera divertida, ellos no se dan cuenta de que yo les estoy enseñando, ellos piensan que estamos jugando.
Es cierto que los propósitos de la escuela son un poco más limitados y operan dentro de una coyuntura más escolarizante y más rígida, pero eso no necesariamente es una desventaja, es una ganancia porque uno conoce mucho mejor a sus lectores, les puede hacer seguimiento y tiene la posibilidad de preparar mejores materiales y actividades.

Acceso

Educadores Online

El Educador Twitter