Nuestro Blog

12 Abr 2017

Escuela matemática francesa

//
Comentarios0

 

matematicas-2

 

Comida, perfumes, literatura, bohemia son términos que pueden asociarse con facilidad a Francia. ¿Y las matemáticas? Aunque no sea una relación de primera mano, también lo es.

La escuela matemática francesa nos trae nombres invaluables desde la época de Luis XIV: Pascal, Fermat e incluso Descartes quien mostró cómo convertir problemas de geometría en problemas de números reales, cuando aún no se había desarrollado la moderna teoría de los números reales; pasando por la Revolución: Monge, Laplace, Lagrange y Legendre, entre otros, y los albores del Siglo XX como Borel, Lévy o Lebesgue.

La Francia de los matemáticos se ha caracterizado por las investigaciones teóricas y sus aplicaciones prácticas. Por ejemplo, durante los años 30 se creó el colectivo Bourbaki que quiso revisar los fundamentos de la matemática aplicando el nuevo canon de rigor y el método axiomático.

El impactó de este colectivo abonó el terreno en los 50´s para la “matematización”, es decir, el desarrollo posterior en sectores como la robótica y la informática.

Ha sido ese espíritu de investigación el que ha permitido el desarrollo de la escuela matemática francesa: respetuosa de la autonomía investigativa, desmarcada de la exigencia universitaria clásica y financiada de numerosas fuentes.

Esta tradición matemática francesa se evidencia también en las escuelas normales superiores (ENS) responsables de conformar un entorno apropiado para los talentos matemáticos: mediante una prueba, identifican cuáles estudiantes que han finalizado su bachillerato, pueden continuar con el estudio de las matemáticas a cierto nivel.

Y ha sido un modelo tan exitoso que de las 56 medallas Fields otorgadas desde 1936, por la Unión Matemática Internacional (UMI), trece han sido para los franceses, la mayoría egresados de las ENS.

Cabe destacar que la medalla Fields es una de las distinciones mundiales más prestigiosas en el área de Matemáticas y se otorga cada cuatro años. El primer francés galardonado en 1950 fue Laurent Schwartz, ex alumno de la École Normale Supérieure y profesor en l’École polytechnique.

matematicas

Demanda laboral y versatilidad de los matemáticos

En Francia, se estima de acuerdo con Campus France, la Agencia francesa para la promoción de la educación superior, la acogida y la movilidad internacional que son más de 4 mil matemáticos vinculados laboralmente al sector académico y cerca del 10% a los organismos de investigación públicos.

El panorama laboral de los matemáticos, no sólo en Francia es halagador. Un estudio del Comité de empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo elaborado en el 2015, señalaba que para el 2025 se crearán alrededor de siete millones de puestos en las áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

La versatilidad laboral de las matemáticas ha permitido logros tan significativos y evidentes en la vida cotidiana, como los algoritmos de búsqueda que hacen de Google el buscador de los buscadores por Internet. Todo gracias al matemático Serguéi Brin, cofundador de Google.

O el apoyo de las matemáticas en la neurociencia para identificar los procesos del cerebro relacionados con los trastornos bipolares.

Incluso el éxito de las animaciones de Pixar, Disney o Dreamworks se debe a los logros de los matemáticos.

Vea el modelo del movimiento del mar en la película Los piratas del Caribe: https://youtu.be/Tmm4BQX8TCQ

Esta versatilidad ha logrado atraer el interés de varios Gobiernos de la Unión Europea que están incentivando el estudio de las matemáticas y áreas afines, proyectándolas como profesiones del futuro.

Incluso el Instituto Clay de Matemáticas, una fundación sin fines de lucro de Cambridge, Massachusetts, ha diseñado un reto por un millón de dólares para aquellos que puedan resolver los siete problemas del milenio.

Colombia por su parte, aunque cumplió el pasado 13 de marzo 255 años de haber impartido por primera vez la enseñanza oficial de las matemáticas en el país, presenta un déficit de profesionales en las áreas de Electrónica, Sistemas o Computación e Ingenierías, de acuerdo con cifras del Ministerio TIC.

 

Por Alexa Zárrate Díaz

Deja un comentario